Donde y Que Comer en Estambul?

 Estambul es una gran ciudad, no sólo en el aspecto meramente poblacional, industrial o comercial, el hecho de que sea una gran ciudad se nota por ejemplo en la gran oferta gastronómica de la que dispone y que abarca gastronomías nacional e internacional y con precios para todos los bolsillos.

En este artículo, intentaremos darte una visión de los mejores lugares para comer en Estambul, aquellos otros que no recomendamos, algunas propuestas novedosas, para que en tu próximo viaje a la ciudad de la Mezquita Azul, puedas tener una experiencia gastronómica inmejorable.
Los puestos de comida callejera de Estambul
Uno de los principales encantos estambulitas es el hecho de poder degustar alimentos de toda clase en cualquier esquina o mercado, es una tradición que se remonta a centenares de años, con el auge de los mercados callejeros y el gran crecimiento del comercio.
Desde luego, comer en la calle es un ritual que un turista ha de vivir, sin embargo, hay que ser un algo escrupuloso y crítico con este tipo de comida, y esto se debe a las escasas condiciones higiénicas que pueden llegar a tener algunos de estos puestos, así que cabe ser observador y juzgar por nuestro propio criterio las condiciones de cada puesto de comida.
En cualquiera de estas paradas podemos comprar platos tan variados y diferentes tales como sus mejillones rellenos con limón, deliciosos y muy frescos ya que son de la propia costa de la ciudad, así como otros platos muy conocidos internacionalmente; los kebabs, tanto en durum (rollo) o pita (pan), la deliciosa pizza turca (lahmacun). Como todos sabemos, estos son productos originarios de Turquía y que hoy en día tienen un gran auge en Europa y en el mundo debido a la emigración turca a Europa y a la difusión de su genial gastronomía.

Otro de los clásicos gastronómicos de Estambul son los puestos callejeros en los que se venden mazorcas de maíz, ya que entre los estambulitas tienen una gran acogida y no es para menos ya que son deliciosos.


Los precios para adquirir comida en la calle van desde las 2 hasta las 5 liras aproximadamente, y son una gran alternativa para cuando el hambre ataca sin avisar o cuando llevamos un presupuesto ajustado.
Otras variantes de puestos de comida; los autoservicios
Existen otras variantes para poder comer en Estambul, entre las más destacadas están las de locales autoservicio, en los cuales podemos adquirir la comida que vayamos a comer y consumirla allí mismo o en la vía pública, a nuestra elección. A su favor tienen el hecho de que son muy económicos y podemos adquirir nuestra comida muy rápido. Además, es también muy importante que en estos cuidan más la higiene que los puestos callejeros.
Restaurantes, donde comer en Estambul
A los restaurantes en Estambul, se les conoce como “Restoran”, obviamente, estamos hablando de locales con un precio más elevado y que también tienen una mayor calidad y una atención más cuidada.
La ciudad de Estambul está plagada de restaurantes de todo tipo, sin embargo, te vamos a recomendar especialmente algunas zonas que por la concentración de locales de calidad merece la pena tener en cuenta en nuestra visita.


ñ  Restaurantes situados en la zona del Puente de Gálata.
Son una serie de locales que se sitúan en las cercanías de Santa Sofía, lo cierto, es que al ser una zona turística, existe una gran cantidad de bares y terrazas, aunque en muchos casos los precios estén algo inflados para  la calidad que ofrecen. Sin embargo, son ideales para tomar algo y disfrutar de las vistas de una de las zonas más bonitas de Estambul.

En el propio Puente de Gálata, más concretamente, bajo el mismo, existen una gran cantidad de mini-restaurantes que se especializan en el arte de cocinar pescado de la propia costa de la ciudad. Recomendable por la vista y por el ambiente de un lugar único. Lo peor; al ser una zona tan turística no se cuida tanto la atención o los detalles como en otras zonas de la ciudad.

Bajo el Puente, existen algunos barcos en los que se vende pescado a la plancha, que se come sentado en banquetas de madera. Son muy económicos (sobre unas 5 liras) y además es muy bonito tomar pescado en este precioso sitio.
ñ  Restaurantes de la zona de la plaza Taskim.
En esta parte de la ciudad existe una gran oferta de bares y restaurantes. Según nuestro criterio es la mejor zona de la ciudad para comer ya que son especialmente económicos y además hay algunos restaurantes que tienen unas calidades dignas de mención, con gastronomía tradicional de Estambul y de Turquía.
ñ  Restaurantes en la zona de Sultanhamet.

La zona de Sultanhamet es la que menos nos convence para comer. ¿Por que? Porque hay demasiada aglomeración de gente, mesas apelotonadas y quizás no podamos disfrutar de una comida en “paz y armonía”, además, como es la zona más turística, los precios son más altos y las calidades más bajas.

Comida rápida
Además de las propuestas más tradicionales de la ciudad, Estambul ofrece hoy en día una gran oferta de todo tipo de restaurantes de comida rápida, desde pequeños bares hasta las más grandes cadenas internacionales de “fast food”.
Es una solución muy recomendable para que nuestros niños puedan comer sus hamburguesas y platos favoritos.
Tomar algo en Estambul
Si llegado el momento nos apetece tomar algo en cualquier rincón de Estambul existen diferentes alternativas, desde las más clásicas, como pubs, bares con terrazas, hasta otras mucho más clásicas y recomendables como los meyhane, los cuales son unos bares tradicionales turcos en los que se sirven fundamentalmente bebidas alcohólicas.
Son lugares perfectos para captar de primera mano la esencia de Estambul junto con sus habitantes disfrutando de un trago típico.
Otra variante de los meyhane son las lokantas, las cuales son bares similares pero algo más exclusivos y lujosos, sin embargo son accesibles a la mayoría de bolsillos.
Postres típicos de la ciudad de Estambul
Si eres un amante de los platos dulces, Estambul tiene una abrumadora variedad de postres que te pueden gustar. En esta zona de Turquía, es muy tradicional comer frutos secos, solos o acompañados con otros ingredientes, tales como la miel o el almibar, sólo por poner algunos ejemplos. Por ello, no puedes irte de Estambul sin probar los clásicos frutos secos con miel o con azúcar, vendidos en la calle o en cualquier puesto en la vía pública.

Los helados también tienen una gran acogida, y de hecho es fácil conseguirlos en la mayoría de lugares turísticos de la ciudad. Son artesanales y realmente tienen una muy buena calidad.


Otro de los clásicos de Estambul es el Baklava, una tarta que se elabora con nueces trituradas y bañado en almibar, miel o incluso chocolate. Realmente delicioso y que suele gustarle a todo el mundo.
Estambul es una ciudad en la que comer es un verdadero gusto para los sentidos, tanto por tener una enorme variedad de platos deliciosos, por utilizar cientos de especias en la elaboración de los mismos, por poder tomar estos platos en lugares con encanto o recovecos privilegiados, y sobretodo, un misticismo y un agrado que cautivan al turista.

Escribe un comentario