Efeso

Efeso Turquia

Éfeso

El mundo, desde que es mundo, ha sido testigo, víctima y protagonista de un sinfín de cambios considerables, otros
más pequeños, pero cambios al fin, esos que determinan el curso del avance y la
evolución.

Entre esos cambios, ciudades han aparecido, desaparecido, renacido con distintos nombres. Otras han sido erradicadas en
accidentes naturales, bombas, olvido o simplemente, son mutilados, despojados
de toda herencia y presente para ser ocupados por nuevas culturas.

Entre tantas ciudades del mundo, con antigüedad e historia, surge la ciudad de Éfeso, ubicada en la territorialmente
polémica Turquía, que se debate entre Oriente y Occidente a tan solo kilómetros
de distancia, 2 tradiciones opuestas dentro del mismo mapa.

En donde hoy queda Éfeso, se ubicaban los montes monte Pion y Coreso (actual Bulbul Dagh),
que en sus bases brindaban espacio a esta ciudad que además contaba con nombres
como Álope, Traquia, Ortigia, Amorges, Hemonio y Ptelea, según los relatos del científico
y naturalista Plinio “el viejo”.

Con influencias culturales inspiradas en las costumbres Griegas, romanas y bizantinas, los efesios ocupan hoy
un lugar que fue un importante centro religioso, cultural y comercial, el
mismo que pertenece a la región antigua de Jonia, de donde se presume su
fundación, a manos de un grupo dirigido por Androcio, el mismo grupo que se
encargó de desplazar de esta localidad a los léleges y carios, culturas que
ocupaban este punto geográfico.

Entre Amazonas, Dioses  relatos se debaten la fundación y nombre de
esta ciudad, sin embargo, lo realmente cierto es que aún se respira el aire
místico en su tierra, ese que abre el apetito investigador, curioso y aventurero
de quien disfruta viajar y conocer en este globo azul que llamamos hogar.

Partiendo con los simedios y eolios, hasta atenienses y etrerios, este lugar se fue formando y llenando de
historia y datos curiosos e interesantes para quienes hoy caminan entre sus
calles con modernismo y atuendos a la moda, otros con trajes típicos de sus
raíces, sin embargo, odos con la misma esencia y arraigo a su nación.

Los griegos, romanos y bizantinos agregaron su grano de arena a esta historia que se reparte en
avances, guerras, debates religiosos y construcciones que marcan una sociedad
rica en turismo además de su larga historia y avance, tales como el templo de
Artemisa, que fueron hallados por religioso, cultural y comercial luego de seis
años de excavación profunda y constante que comenzó en 1863, trabajos que
continuaron hasta el presente siglo que está es sus inicios. La historia se
sigue escribiendo.

Artemisa no es la única, también existe el Templo de Adriano, la Mezquita de Isa Bey, el Gran Teatro de
Éfeso, el Odeón de Éfeso y la casa de la Virgen María, muy cercana a esta
ciudad y fuente de gran turismo. Todas estas construcciones forman un conjunto
de bondades y atractivos ante los ojos de quienes viajan en busca de paz,
conocimiento y experiencias nuevas, que sin duda, podrán encontrar en una
ciudad donde el clima es neutral, con algo de frío en invierno (diciembre y
enero), pero con cielos despejados el resto del año.

Esta ciudad cuenta con una gama importante de infraestructura e historia en cada construcción, principalmente relatos
religiosos, incluso, en metáfora y/o de forma directa, Éfeso forma parte del
sagrado libro de la Biblia. Peleas de Gladiadores, rutas comerciales hacia
Laodicea, Esmirna y Valle Leandro y muchos otros aspectos, hacen de Éfeso un destino
turístico más que interesante.

Éfeso no es sin embargo un cementerio de edificios, ya que esta región mágica posee una gran carga de arte, cultura,
historia y religión, además, a diferencia de otras zonas turísticas como
Capadocia o Pamukkale, Éfeso no tiene actividades físicas resaltantes más que
las caminatas necesarias para moverse entre sus calles y llegar a los objetivos
que se buscan.

Sin embargo, es de valorar que en este recinto geográfico, yace una maravilla del mundo antiguo, al tiempo que Éfeso
en total, es considerada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, dese el
año 2015.

Qué visitar en Éfeso

Al ser un sitio donde predomina el turismo, Éfeso cuenta con grandes localidades y rincones llenos de aprendizaje y
aventuras que se pueden conocer en un viaje, por lo que aquí te mencionamos
cuales serían los ideales para visitar.

Templo de Artemisa

Creso de Lidia, esta diosa cuenta con su propio templo  en Éfeso, una ciudad que además es
considerada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Artemisa, conocida como Diana por los
romanos, es la patrona de este templo que pertenece a las siete maravillas del
mundo antiguo, tal como lo determinó Antípatro de Sidón, en este texto: “He posado mis ojos sobre la muralla de la dulce
Babilonia, que es una calzada para carruajes, y la estatua de Zeus de los alfeos,
y los jardines colgantes, y el Coloso del Sol, y la enorme obra de las altas
Pirámides, y la vasta 
tumba de Mausolo;
pero cuando vi la casa de Artemisa, allí encaramada en las nubes, esos otros
mármoles perdieron su brillo, y dije: aparte de desde el Olimpo, el Sol nunca
pareció jamás tan grande”.

Esta edificación hecha a base de mármol, contaba con unas 127 columnas que fueron nombradas con letras,
siendo la D la más importante y antigua de estas. Este templo fue incendiado la
misma noche que Alejandro Magno nació, el mismo que a la postre ofreció
reconstruirlo, propuesta negada puesto que su pueblo le consideraba un dios y
tenía mal visto que un dios le construyera un templo a otra deidad.

Incendios, ataques e invasiones fueron acabando con el templo, que restauración tras restauración
solo ha dejado unas cuantas ruinas que hoy en día son muy cuidadas, incluso, en
el museo de miniaturas en Estambul está presente una imagen de la forma que podría
haber tenido originalmente esta edificación.

Templo de Adriano

Aydınoğlu, civilización que se encontraba
allí para el momento de su creación.

Con un mihrab y un púlpito en su interior, esta construcción está hecha a base de mármol,
por lo que el lujo es evidente, además de una terraza y una piscina, algo
inusual en este tipo de edificaciones. Para el siglo XIX, esta edificación fue
utilizada como centro comercial

GranTeatro de Éfeso

colina Panayir, este lugar fue
utilizado para conciertos, eventos, obras y debates profundos de política,
religión y filosofía. El propio pablo predicó a los efesios en este mismo
teatro que hoy es una gran atracción turística.

Odeón de Éfeso

Biblioteca de Celso

Construida por Tiberio Julio Aquila en honor a su padre Celso, en el siglo II, esta biblioteca es la imagen viva de
Éfeso, de hecho, cuenta con el privilegio de ser la imagen de la ciudad en cada
folleto turístico al que tenemos acceso.

El lugar más concurrido de Éfeso, fue restaurado gracias a la colaboración del Instituto Arqueológico
Austriaco, que levantó un poco esta edificación que llegó a albergar en nichos
más de diez mil pergaminos, según lo observado en sus paredes. Con una
estructura convexa en su fachada, esta construcción posee una gran calidad y
variedad de texturas que acompañan a las estatuas de la entrada.

Casa de la Virgen María

Selçuk, esta construcción que hoy sirve de capilla fue el lugar
al que Juan el Evangelista llevó a la Virgen María luego de la crucifixión de
Cristo, huyendo de la persecución a los cristianos, relato basado en las
creencias ortodoxos.

Aunque no existen pruebas científicas para determinar que la casa sea realmente el hogar de la Virgen en aquella época, el
Papa León XIII, en 1896 bendijo el lugar
en su visita a Éfeso, hasta que en 1951, el papa  Pío XII declarara el lugar como santo, posterior a
la  definición del dogma de la Asunción, un año antes.

Basílica de San Juan

Hoteles recomendados en Éfeso

 Los hoteles en Éfeso abundan, sin embargo los principales se reparten entre Selçuk,
Kusadasi, Sirince y la gran ciudad de Izmir. Acá te dejamos una lista con los
más recomendados:

Swissotel Gran Éfeso de Izmir, este hotel cinco
estrellas se ubica en el centro de
Izmir, a 15 kilómetros del Aeropuerto
Internacional AdnanMenderes
y posee distintas
vistas al Mar Egeo. Entre
servicios como spa, tratamientos especiales de salud y belleza y piscinas
interiores y al aire libre, este hotel ofrece lo necesario para estar cómodo.
Además cuenta con habitaciones climatizadas, internet, televisión satelital,
etc.

Cuenta también con un restaurante especial para cenas románticas y excelentes
vistas a la Bahía de Izmir en su
piso superior, mientras que en el que se ubica en la terraza jardín, se
sirve especialidades de asados a la plancha.


Hotel Key, se ubica a 17 kilómetros del Aeropuerto
Internacional AdnanMenderes
 en el centro
de Izmir  y ofrece servicios de traslado
y parqueo. Con un total de 34 habitaciones, este lujoso hotel cuenta con un
restaurante frente al mar, un bar y una bodega, además de  un gimnasio y equipamientos kinesiológicos.

Cocina internacional con el toque del Mar Egeo, puestas de sol imponentes y
comodidad, serán sus principales aliados en este hotel.

Hotel San John (Selçuk),Situado en un
edificio histórico base de piedra y ladrillo, está a tam solo 450 metros de laBasílica de
San Juan
, 650 metros del Museo de
Éfeso
, 1 kilómetro del Templo de
Artemisa
 y 3 kilómetros de la
antigua ciudad de Éfeso.

Este hotel es principalmente elegante, además de contar con una piscina al aire
libre, un tradicional Hamam y excelentes vistas al jardín y a la ciudad.

Hotel Hitita, está en  el
distrito de Selçuk
y ofrece fácil acceso a las atracciones de la ciudad y sitios arqueológicos. Posee
una piscina abierta, dos restaurantes que sirven platos de la cocina local y
habitaciones climatizadas.


Pensión Tierra Natural
Éfeso, con una gran cantidad de olivos a su alrededor, está ubicado a 6
kilómetros de la antigua ciudad de
Éfeso. Esta pensiónposee  una terraza con
una hermosa vista a  la playa de
arena de Pamucak y
el Castillo de Selçuk, una
piscina al aire libre, habitaciones climatizadas y hermosas vistas a la
montaña. La fauna permite que en este hotel sea normal el contacto con tortugas,
ardillas y aves, además del acceso a arboles con manzanas, naranjas,
melocotones e higos.

Pensión Homero, funcionando desde 1991, posee habitaciones climatizadas,
vistas de todo Selçuk,Wi-Fi, servicio de recogida de las
estaciones de autobús o tren y el buen de los hermanos Dervis y Oya, anfitriones
del hotel.


Hotel Nisanyan, con increíbles vistas de la histórica Villa de
Sirince
y tesoros arqueológicos de Éfeso,
este hotel cuenta con una piscina de mármol, con agua de los propios
manantiales de Nisanyan.

Se puede escoger entre las habitaciones, todas redecoradas y próximas a
jardines, terrazas y sembrados donde se puede disfrutar de conciertos y otras
actividades culturales.

MarkisKonaklari, con habitaciones climatizadas y con estufa, este hotel se encuentra rodeado por
un jardín de árboles frutales y flores endémicas, además de poseer un hamam, un sauna y una terraza con mesas, tumbonas y cojines.

Se ubica situado en la Villa de
Sirince
, cercana a Selçuk y Éfeso.
La recepción está abierta las 24 horas.


Hotel Villa Konak,  dirigido con tradición familiar, este hotel
se ubica a cinco minutos del centro deKusadasi. Cada
habitación del lugar está climatizada y cuenta con un mini-bar. Tiene un
restaurante con comida típica de Turquía, además de un gran jardín.

Club Caravanserail, a 100 metros del Puerto de
Kusadasi
, el Club Caravanserail posee una data desde el año 1618, cuenta
con un patio interior y mantiene los rasgos de la arquitectura de los
caravanseraisselyúcidas y otomanos.

Recientemente reconstruido, posee habitaciones modernas. En el hotel se
organizan Noches Turcas y shows de folclor tradicional, música y el oriental
baile del vientre.

Transporte de Estambul a Éfeso

Para trasladarse desde Estambul hasta Éfeso, hay dos opciones:

Avión: los vuelos al aeropuerto de Izmir (el más cercano a Éfeso) son constantes y
duran poco más de una hora, de setenta a ochenta minutos aproximadamente,
además de ser una opción económica, ya que los vuelos internos en Turquía no
son costosos, debido a la frecuencia con la que son utilizados.

Bus: Los autobuses y trenes en Turquía están muy bien conectados, sin embargo tren
desde Estamul hasta Izmir no existe, por lo que se debe tomar un bus hasta Selçuk. Esta opción, es la menos recomendada, ya que aunque el costo es
menor a otras opciones, el viaje dura unas diez horas, por lo que la comodidad
no sería un factor de disfrute en este caso.

Al momento de hacer este tipo de viajes, siempre se debe considerar la
comodidad y el tiempo que se tiene, ya que la vista puede ser agradable en bs,
pero consume gran parte del tiempo del turista, a  menos que lo haga en horas de sueño, sin
embargo se perdería la vista hermosa. Por lo tanto, lo más recomendable es
hacer este viaje en avión, ya que es de corta duración, no escapa del rango
económico y la comodidad está presente en el mismo.

Qué comer y beber en Éfeso

En Éfeso, la comida va ligada a las costumbres nacionales, por lo que resaltan platos como la Sopa de tomate, plato
típico del país, pollo a la brasa con papas, pollo con maní, que con un topping  de maní le da un sabor especial que hace a
cualquiera repetir cuantas veces sea posible, ensaladas y variedades en la
presentación y preparación de la carne, relacionada a los condimentos e
ingredientes de la zona.

Sin embargo, la verdadera variedad y atracción
en la comida está en la cantidad y estilos de restaurantes que existen, desde
locales  al aire libre, hasta pequeños
puestos de comida asiática que adornan los puertos y calles de Éfeso.

En cuanto a las bebidas, al igual que en la mayoría de zonas turísticas es común el uso del Ayran, una mezcla de agua,
yogurt y sal, que se sirve fría y es usada en casos de calor por lo que
refresca; el Boza, que mezcla garbanzo triturado, canela y azúcar utilizada
principalmente en invierno; y el Sahlep, una mezcla de un polvo con ese nombre
y un poco de leche, típica en los cafés durante el invierno.

Sin embargo, caso parecido al de Capadocia, esta zona de Turquía cuenta con un vino
bastante bueno y conocido, por lo que entre las bebidas que debes probar en
Éfeso está el vino local, que tiene variaciones especiales para cada ocasión,
bien sea una comida, una charla entre amigos, un momento romántico o
simplemente, sentarte en uno de los grandes monumentos de la zona a disfrutar
del paisaje, la puesta de sol, la historia y la extensión verde que adorna el
horizonte.

Qué hacer en Éfeso

Las actividades extraordinarias no son parte de un lugar como Éfeso, ya que esta
ciudad está dedicada directamente a los paseos, caminatas largas y
conocimiento, además de su gran carga y valor religioso para la humanidad.

 Éfeso cuenta con muchos lugares y ruinas para
visitar y tomar fotos, como el Templo de Arteisa, el Templo de Adriano y la
Casa de la Virgen maría; lugares para descubrir avances en épocas precarias,
como la biblioteca de Celso; y lugares de valor cultural, como el Odeón o el
Gran Teatro.

No obstante, hay una lista de museos importantes que puedes visitar en Éfeso.

Museo
arqueológico de Éfeso
: a 70 kilómetros de Izmir, ubicado en Selçuk.

Museo
Arqueológico de Izmir
: entre los primeros museos de la Anatolia occidental,
está categorizado como un museo regional en lugar de local gracias a su extensa
colección.

Museo
de Historia Comercial de Izmir
: el
primer museo de historia comercial de Turquía, creado por la Cámara de Comercio de Izmir. Exhiben maquetas de barcos,
cerámicas, estatuillas de barro, sellos, artículos de vidrio, oro, etc. 

Museo
Casa de Darío Moreno y el “Ascensor”
: se trata de la casa en la que el famoso Darío Moreno solía vivir con su familia.

Museo
del Tren (Çamlik)
: el mayor museo de locomotoras de vapor de Turquía. Muestra 33 locomotoras de
vapor en total. 

Museo
Memorial de Selçuk
: inaugurado hace pocos años, radica en
uno de los edificios más antiguos de Selçuk, construido en el siglo XIX por una empresa
británica de tabaco. 

En cambio, si deseas quedarte con algún
recuerdo del viaje, puedes ir a las entradas de Éfeso, donde encontrarás gran
variedad de  artesanías y artículos
hechos a mano, mientras que las mantas o alfombras tradicionales, podrás
encontrarlas enSelçuk

 Por su
parte, la Villa de Sirince
ofrece su famoso aceite de Oliva, mientras
que el Gran Bazar
de Izmir
y la calle Alsancak, ofrecen alternativas a compras más generales.

Cuándo viajar a Éfeso

Éfeso cuenta con clima estable en cuanto a temperatura, a pesar de ver cielos despejados y de poroto nublados en el mismo
día, el calor es relativamente nulo en los meses de febrero, marzo y parte de
abril.

A mediados de abril y comienzos de mayo, comienza el calor algo fuerte que indica el verano especial de Éfeso, clima que
hasta septiembre retorna a una gran frescura para dar paso al frío invierno de
diciembre y enero, época en la que los viajes no cambian.

Viajar a Éfeso es posible y recomendado en cualquier época del año, tomando en cuenta que los meses más difíciles podrían
ser julo (calor), diciembre (frío) y enero (frío), sin embargo, las variaciones
climáticas de estos meses son tolerables a cualquier persona.

Por otra parte, algo que es constante, dentro del mismo rango de sus cambios de clima, son las precipitaciones, que a pesar
de no ser diarias, si son comunes en los meses frescos o de calor en esta
región.

Excursiones Guiadas en Éfeso  y Paquetes desde Estambul

Para dirigirse en un tour a Éfeso desde Estambul es importante considerar que al tratarse de una zona pequeña en comparación
a otras atracciones turísticas, estos viajes son de tan solo un día de disfrute
en la localidad, por lo que las expectativas pueden quedar a medio llenar.

Sin embargo, nunca está de más echar un
primer vistazo para luego acudir una segunda vez con más conocimiento de causa
y saber que tiempo invertir en cada lugar o actividad.

Por ejemplo, empresas como turismoturquia.es en su portal web, ofrecen una visita guiada con guía oficial, almuerzo y traslado de ida y vuelta desde tu hotel, hasta tu hotel, por lo que solo deberás
preocuparte por conseguir hospedaje en Estambul, el resto lo hará la empresa.

Algunas otras empresas también en su página web, ofrece
un viaje de un día con almuerzos, sin embargo posee recargos adicionales
dependiendo del lugar en el que te encuentres, por lo que lo mejor será tomar
Estambul como punto de partida, para estar más céntrico y además, estar entre
las tarifas más bajas.

Este tour no ofrece bebidas ni entradas a los lugares, sin embargo, es uno de los que ofrece más variedad en cuanto a los
lugares visitados,incluyendo sitios pocos concurridos, pero garantiza que
pisarás cada rincón de Éfeso, incluso, advierten que el tour posee de dos horas
de caminata como mínimo.

Otra opción es la de Pride Travel Turquia, que en su portal electrónico especifican los detalles de un viaje que se hará por
medio de un crucero y como dato muy importante, es una de las pocas empresas
que ofrecen guías que además de certificados y con la licencia necesaria, hablan
español, por lo que para los latinos será una opción muy viable y agradable.

Capadociaturquia es otra alternativa que te permitirá vivir de cerca cada detalle, monumento, piedra, ruina o construcción
efesia, por lo que ingresar a su web puede darte buenas luces e cuanto a las
opciones que debes manejar y puedes manejar al momento de emprender una
excursión a este destino.

Estos viajes que son programados con tiempo suelen tener dos desventajas que aplican en demasía para quienes viajan desde
otro continente.

La primera son las reservas, ya que estos tour normalmente dependen de grupos que hagan estas expediciones, así que hasta
llenarse el grupo no habrá una salida pautada, así como puede que llegues justo
después del último inscrito, por lo que no puedas viajar hasta que se abra un
nuevo cupo.

La segunda desventaja es que estos viajes son
en su mayoría en buses y o vehículos. A pesar del aire acondicionado y las
posibles cómodas sillas del transporte, en estos casos suele ser muy agotador,
por lo que además del tiempo invertido también se dejan muchas energías en este
tipo de actividades.

Por otra parte, conocerás detalles y anécdotas que probablemente ni en internet estén presentes, además de hacer
nuevos amigos de otras partes del mundo, disfrutar de una larga y espectacular
vista y también, ahorrar un poco de dinero.

El mundo es sin duda alguna el libro de historia más antiguo que existe, al propio alcance de nuestras manos, las manos
de una civilización en muchas ocasiones desagradecida y malagradecida con las
bondades que se obtienen de cada árbol y su sombra u hojas de papel obtenidas,
de cada fruta y sus jugos, de cada huella de lanza o espada que marcaron el
proceso evolutivo de lo que hoy llamamos humanos.

Por esto, cada paso que damos es una letra más que se escribe en las doradas e inmensas páginas de este libro que no solo
escribe nuestra historia, sino que escribió también la de héroes y villanos que
ya no están, y hará lo mismo con los que aún no llegan.

Éfeso, Patrimonio de la Humanidad, pequeño
trozo de historia religiosa que marcó huellas de papas, santos, una virgen e
incluso dos dioses de aquellas lejanas y viejas creencias, como lo fueron
Alejandro magno y Artemisa.

Es importante conocer nuestra historia, para vivir de la manera adecuada nuestro presente y sembrar los valores necesarios
para nuestro futuro.

Debes conocer Éfeso, sin importar tu cultura
o religión, la historia de la humanidad es una sola y la historia la escriben
los vencedores, es hora de que te unas a ellos y conozcas su legado. Viaja,
sueña y vive.