El Bazar Egipcio o Spice Bazar en Estambul

bazar de las especias estambul
En Eminönü, a muy pocos metros del Puente de Gálata se encuentra uno de los principales e importantes mercados de Estambul, el Bazar de las Especias, debido a su nombre, no es muy difícil saber qué será lo que te encontrarás en los puestos. También se le ha denominado como el bazar egipcio entre los habitantes de la ciudad y del país, en general.

Fue construido en 1663 (en la misma época que se levantó la nueva mezquita).

Desde cualquiera de sus 6 puertas, se pueden sentir una diversidad de aromas intensos, cada uno distinto y particular, es posible, incluso imaginar ya en qué tipo de comidas abunda.

Al ingresar vendedores llamarán tu atención al tiempo que grandes posillos repletos de suaves polvos coloridos, más conocidos como condimentos, sus nombres serán difíciles de recordar pero los amables señores que las venden te las señalarán de forma que sepas para que se utiliza cada cual. Antes de comprar cualquier producto para llevar, asegúrate de los reglamentos aduaneros de tu país y así evitar malos ratos.

Continuando por el camino, verás muchas vitrinas llenas de dulces, estas son las denominadas delicias turcas, un nombre que le viene perfecto para describir el dulce intenso que poseen, su preparación siempre lleva frutos secos, en especial pistacho, almendras o coco rallado, tienen bastante diversidad y es una oportunidad perfecta para equiparte con estos placeres.

También los comerciantes, hablando en todo tipo de idiomas para poder entablar una conversación graciosa contigo, te ofrecen probar un poco de lo que más te llame la atención o lo que crean ellos que te fascinará, como platos preparados, también té de distintos sabores, café, etc.  Los precios en si, no suelen variar de un local a otro, más bien lo importante es el valor final al cual llegarás, porque sin duda alguna, quieras o no, será el regateo una actividad que vas a practicar, ellos te enseñarán  muy bien.
Otro de los productos típicos llamativos son las medicinas naturales, que van desde afrodisíacos o estimulantes a pomadas y hierbas que curan alguna dolencia. Esto a quienes les gusta probar con los remedios sin químicos es una gran alternativa. Además lociones naturales, jabones de aceite de oliva (adecuados para hidratar la piel), barros sanadores especialmente extraídos de sitios termales, que se convertirán en un preciado obsequio para quienes quieras.
Cuando te dirijas hasta esta antigua construcción de más de 500 años debes ir con todos los sentidos dispuestos y una actitud hacia conocer aquello que no viste nunca, déjate sumergir por sus pasarelas entre el gentío que ríe descubriendo lo nuevo, negociando precios, teniendo más de alguna agradable charla.
La apertura de este gran mercado es a las 9 de la mañana y se cierra a las 7 de la tarde, es horario continuado de lunes a sábado, los días domingo no abre.
La manera de llegar hasta aquí es a través del tranvía (línea T1) en la parada de Eminönü. Este trayecto cuesta 1.50 Tl o 0.75 euros. Es recomendable llevar dinero en efectivo, ya que muy poco aceptan tarjeta de crédito. Por otra parte si andas con euros o dólares, pregunta si los aceptan, te ahorrarás realizar un cambio de divisas. En algunos locales te preguntarán la moneda con la que costearás los productos.

Como sea y a la hora que decidas ir, lo que experimentarás dentro, no se podrá transmitir de la misma manera en que lo vivirás, faltarán detalles importantes que son indescriptibles. Es muy probable que el final de este recorrido te deje con una cara de felicidad envidiable y las manos con muchas mercancías novedosas. 

Escribe un comentario