Pamukale Turquia

Pamukale Turquia es una zona del Egeo deTurquia, ubicada a 14 kilómetros hacia el norte de Denizli.

Su nombre hace alusión a la forma natural que posee, ya que significa “castillo de algodón” y es la forma por la que más o menos adquiere su principal atractivo turístico, “los travestinos”, un fenómeno geológico que con más de 15.000 años de actividad le dieron forma a unas hermosas fuentes termales naturales. Una mezcla de piedra caliza, aguas subterráneas y su inmensa cantidad de bicarbonato de calcio, le otorgan hoy en día ese aspecto de hielo seco a su suelo.

Ubicada a 160 metros de altitud, se puede observar hacia abajo una especie de neblina emanada desde las termas y su suelo, espectáculo que se forma donde, en situaciones naturales habituales, se vería el valle del sector.

 Este suceso le ha permitido a Pamukkale ocupar el lugar de la octava maravilla del mundo que se encuenta en Turquia..

Este paraje natural cuenta, como cualquier otro lugar turístico, con sitios para poder alojar, los turistas prefieren quedarse en los alrededores a muy poca distancia, en Kusdasi, Marmaris o Bodrum.
 Así desplazarse hasta aquí para poder darse un baño termal absolutamente reparador y se quedan durante el día para impregnarse de esta belleza. Esto también les permite poder disfrutar tanto de estos momentos de recogimiento como de conocer su historia a través de guías que van explicando el origen de esta civilización y los procesos geológicos que ocurrieron para formar lo que es hoy.  Si quieres un lugar para desconectarte totalmente del frenético mundo moderno, sin duda, éste se encuentra entre uno de los más importantes para eso.

Sobre estas mismas piedras calizas se fundó Hierópolis en el siglo 2 antes de cristo. Su nombre significa “ciudad sagrada” y cuenta con dos principales atractivos, uno de ellos es el templo de Apolo, construido en el siglo III después de cristo, levantado porque se decía que Apolo había fundado la ciudad. El segundo, es la Necrópolis, el cementerio más grande de Turquía y el que conserva en mejores condiciones grandes sarcófagos, centenares de tumbas de distintas características que hablan de la cultura vivida durante estos siglos, mostrando como van evolucionando desde el periodo helénico hasta llegar a la época cristiana. Así mismo Lápidas o importantes escrituras para recordar a quienes abandonaban el mundo, algunas de ellas han podido ser descifradas, por sus pasajes también es posible ver algunas esculturas propias de los cementerios como divinidades.

La ciudad Sagrada también contaba con un teatro y se dice que es la mejor representación de las decoraciones de estos grandes y típicos recintos de este tiempo, contaban con tallados con relieves en las piedras y su distribución dejaba espacio a importantes personas como emperadores, reyes, algún médico, etc.
Hierópolis en sus inicios se unió en una de sus zonas con otras dos ciudades (laodicea y Colosas), compartiendo parte de sí, esta conexión era posible a través la enorme una puerta bizantina y su calle respectiva, por donde se podía observar y dar el paso a la localidad vecina, además de facilitar el flujo comercial con la ciudad de Colosas.

Tanto Pamukkale como Hierápolis han sido declaradas como patrimonio de la humanidad y sin lugar a duda algo que debes ver con tus propios ojos.

En invierno las temperaturas varían desde una máxima de 10º Celsius y llegan a alcanzar los -10º Celsius, pero las aguas termales que afloran desde el interior lo hacen en magníficos 34ºC. Durante el verano escasea la lluvia y la temperatura máxima ha llegado algún día a los 40ºC con una mínima de 20ºC. Sin embargo durante la mayor parte del año se mantiene templado con un promedio de 26ºC, es decir, sumamente agradable.

Para tener informacion mas detallada sobre los destinos turisticos en Turquia, visita esta entrada

Escribe un comentario